Abogados Defensores de Sexo Infantil en Plano

Los crímenes de sexo infantil están entre los más duramente castigados en todo el sistema de justicia criminal de los E.U.A., particularmente aquellos alegatos que involucran un elemento de violencia y agresión sexual. La naturaleza extremadamente seria de estos casos significa que debe ser un abogado cualificado y experimentado en crímenes por abuso sexual infantil para defender su caso.

Alegatos de acoso a menores, pornografía infantil, prostitución de un menor u otro crimen sexual que involucra un infante mejor de edad tienen el poder de destruir su reputación, su carrera e incluso su familia. Individuos acusados de crímenes sexuales en infantes usualmente son estigmatizados y son ubicados dentro de la comunidad, lo que hace este tipo de casos aún más complejos. Si es condenado, es posible que se requiera que se registre como agresor sexual.

Desafortunadamente, debido a la severidad de los cargos por crímenes sexuales en infantes, la presunción de inocencia puede ser de algún modo perdida o sesgada por los aplicadores de la ley, fiscales y jurados. Como tal, puede ser difícil batallar para desafiar efectivamente los alegatos por crímenes sexuales en infantes, por lo que debe trabajar con una firma legar experimentada.

Los abogados defensores en Dallas dentro de las oficinas Legales de Jeffrey C. Grass han representado a muchos clientes que fueron acusados de crímenes sexuales de infantes, incluyendo acoso a menores, agresión sexual, pornografía infantil, indecencia con un menor y pornografía infantil, entre otros cargos. Por más de 20 años, nuestros abogados defensores han estado representado en Plano, Dallas, Fort Worth y más allá.

Si usted o algún ser querido están enfrentando un crimen sexual en infantes, los abogados en las Oficinas Legales de Jeffrey C. Grass están listos para asistirle. Contáctenos hoy para discutir su caso en una consulta gratuita y 100% confidencial llamando al (972) 422-9999.

Preguntas Comunes y Preocupaciones Acerca de la Defensa de Crímenes Sexuales en Infantes en Texas

Los crímenes sexuales de cualquier naturaleza son unas de las ofensas más duramente vistas y severamente castigadas en nuestro sistema de justicia criminal. Los crímenes sexuales que involucran niños, sin embargo, están esencialmente en una liga propia. Estos cargos cargan penas increíblemente duras que pueden impactar en su futuro para los años venideros. También pueden ser vistos como repugnantes por la sociedad de manera masiva, lo que puede dejar una cicatriz en su reputación y limitar muchas áreas de su vida.

En las Oficinas Legales de Jeffrey C. Grass, trabajamos duro para proveer a los clientes con información precisa y respuestas a sus preguntas, ya que nosotros creemos que esto puede ayudar a eliminar una gran parte del miedo y la incertidumbre que rodea a un caso que involucra crímenes sexuales en infantes. Aquí hay algunos de las cuestiones más comunes que atendemos.

¿Qué Ofensas Son Consideradas Crímenes Sexuales en Infantes?

En Texas, los crímenes sexuales en infantes típicamente involucran una víctima menor de edad, menor de 17 años. Las ofensas más serias involucran a infantes de menos de 14 años de edad. Algunas ofensas también pueden ser consideradas “agravadas” si se usó un arma, si la víctima queda herida seriamente o es amenazada con daño corporal serio.

  • Agresión sexual de un infante involucra actividad sexual (como se define en la ley de agresión sexual de Texas) que involucra una víctima que es menor de 17 años. EN la mayoría de los casos, este cargo es un delito de segundo grado que carga con una pena posible de 2 a 20 años en prisión, y/o una multa de hasta $10,000.
  • Agresión sexual de un infante menor de 14 involucra actividad sexual (como se define en la ley de agresión sexual de Texas) que involucra una víctima que es menor de 14 años de edad. Esta ofensa es cargada usualmente como un delito de primer grado, y como tal, es castigable con hasta 99 años en prisión y/o una multa de hasta $10,000.
  • Indecencia con un infante por contactoes un delito de segundo grado que involucra contacto sexual, como tocar o acariciar. Este acto no puede involucrar fuerza, coerción o amenazas, El alegado abusador debe tener 17 años o más, mientras que la víctima debe ser menor de 14 años. Como un delito de segundo grado, este cargo carga con una posible pena de 2 hasta 20 años en prisión, y/o una multa de hasta $10,000.
  • Indecencia con un menor por exposición involucra una situación donde ya sea que un adulto exponga sus genitales mientras un menor está presente o provoca a un menor a exponer sus genitales. Este es un delito de tercer grado, y como tal, carga con una posible pena de 2 a 10 años en prisión, y/o una multa de hasta $10,000.
  • Posesión de pornografía infantil involucrala alegada posesión de materiales pornográficos representada por infantes menores de edad. Esto incluye videos, fotos, y archivos digitales. Las imágenes deben mostrar un infante de verdad; imágenes o videos que están alterados digitalmente típicamente no califican como pornografía infantil.
  • Abuso sexual continuo de un infante joven menor de 14 involucra dos o más actos alegados de abuso sexual infantil en el curso de 30 días o más. Creado como parte de la Ley de Jessica, esta ofensa es considerada un delito de primer grado, con una pena potencial de 25 a 99 años de vida en prisión.
¿Se me Pedirá que me Registre como un Agresor Sexual?

Child Sex Crimes Defense Lawyer

Si se le condena, probablemente se requiera que se registre como un agresor sexual. Un pequeño número de casos pueden ser elegibles para “cancelación del registro,” pero este generalmente no es el caso con crímenes sexuales que involucran infantes.

Una condena por ciertos crímenes sexuales en infantes puede resultar en un requisito de registrarse como agresor sexual por un periodo de tiempo específico, como diez años. Otros cargos y subsecuentes ofensas típicamente cargan un requisito de por vida de registrarse como agresor sexual.

La única excepción es un caso que pueda ser cubierto por la Ley “Romeo y Julieta” de Texas. Esta ley aplica a adultos jóvenes de más de 17 años con un caso que involucra sexo consensuado con una persona que tenga al menos 15 años, pero sea menor de 17. La diferencia de edades entre las dos partes no puede exceder a cuatro años. Aunque este tipo de casos involucran a un infante menor de edad, puede ser exento del requisito de registrarse como un agresor sexual.

Nuestro Equipo de Elite de Abogados de Texas lo Defenderán en su Caso de Crímenes Sexuales en Infantes

Child Sex Crimes Defense Lawyer

Hemos pasado décadas defendiendo clientes en los Condados de Dallas, Collin y Denton, proveyendo a nuestros clientes una ventaja real, ya que sabemos precisamente cuáles estrategias legales son las más aptas para ser exitosas en casos de ofensas sexuales que involucren infantes. Los abogados de apelaciones en las Oficinas Legales de Jeffrey C. Grass también pueden asistir a individuos que ya han sido condenados por una ofensa sexual a infantes (o algún otro crimen) y buscan una apelación.

Las Oficinas Legales de Jeffrey C. Grass fueron establecidas por un abogado bien respetado quien ha estado en práctica desde 1993. El abogado Grass ha servido como Juez Defensor en la Marina de los E.U.A. (JAG, por sus siglas en inglés), y fue nombrado como uno de los Mejores 100 Abogados por la Asociación Nacional de Abogados  de Juicios (National Trial Lawyers Association).También mantiene una Calificación de Revisión por Pares AV®Preeminente de Martindale-Hubbell®.

Su futuro completo podría ser impactado significativamente por el resultado de su caso. Confíe su defensa por crímenes sexuales en infantes a los experimentados abogados en las Oficinas Legales de Jeffrey C. Grass. Lo animamos a que nos contacte hoy para agendar una evaluación de su caso completamente confidencial y libre de costos llamando al (972) 422-9999.